La derrota del peronismo en las primarias abre dos meses de incertidumbre política en Argentina

El peronismo debe recuperarse de un tsunami. El Gobierno de Alberto Fernández tiene dos meses para intentar revertir en las Legislativas el resultado de las primarias obligatorias y abiertas celebradas el domingo, que anticiparon que el oficialismo, de repetirse el resultado, perderá el control del Senado y la primera minoría en Diputados. Los precandidatos del Frente de Todos perdieron en 18 de los 24 distritos del país, incluida la provincia de Buenos Aires, bastión de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En presidente Fernández prometió escuchar el mensaje de las urnas y “corregir errores”, mientras la coalición que lo apoya se debate ahora entre radicalizarse o cambiar el rumbo. El lunes se habló de cambios en el gabinete de ministros. Fernández parece poco dispuesto a ceder: en la mañana del lunes, organizó un evento en la Casa Rosada donde puso en primera fila a sus hombres más cuestionados.

Seguir leyendo

Compartir en...